lunes, 25 de julio de 2011

Peña Santa de Enol



Peña Santa de Enol, con una altura de 2486 metros, está situada en el macizo del Cornión próximo a los lagos de Covadonga, o de Enol, y dentro de un entorno sumamente agreste.

Dormimos en Cangas de Onís, que fue la primera capital de España, y salimos temprano para pasar Covadonga por la AS-262. Media hora hay, nada más, para poder acceder a los Lagos de Enol en el coche propio, a partir de ese momento la carretera se cierra y se sube en los taxis-bus de Cangas, no lo entiendo, si arriba las zonas de acceso y aparcamiento de los vehículos están acotadas, ¿porqué esto?, ¿no será por algún negociete con los autobuses que, por cierto, no son gratuitos?. Al llegar arriba me encuentro, ademas, conque las zonas de acampada han sido prohibidas ¿porqué?, ¿qué mal hacían unas pocas tiendas de campaña? ah, ya, vale, si, no me había dado cuenta, hay hoteles abajo.

Bien, dejemos a un lado estos negocios que se hacen bajo la careta de proteger la naturaleza y vayamos a la naturaleza en si.

Desde el aparcamiento de lagos de Covadonga nos dirigimos por la pista hacia el Pozo del Alemán (Roberto Frasinelli). Poco antes dejamos el coche el aparcamiento de PandeCarmen, cercano a la Vega Huerta a 1080 metros, bajamos algo hasta el Puente del Alemán y comenzamos una ascendente senda nos lleva a la majada de Vega la Piedra. Salimos a la izquierda de las cabañas de pastores hacia la vega de Canraso y la cruzamos para llegar a la majada de Rondiella.

Este camino, de suave subida, nos lleva hasta el collado de Gamonal y al nuevo refugio de Vegarredonda a 1410 metros, un poco más arriba queda el antiguo que aún se mantiene. El camino sube (en dirección sur) hacia el Porru Bolu a través de la Llampa Cimera, antes de llegar al Porru Bolu un hito nos indica que podemos seguir a la izquierda hacia el Jou Santo, una opción, o hacia la derecha, que es la que elegimos, para ir, por la base del Porru Bolu, hacia los refugios de Vega Huerta y de Vegabaño, atravesamos unos pequeños jous, dejando a nuestra derecha el Requexón de 2170 metros y tras una empinada cuesta, que hay que subir haciendo zetas por una pedrera, llegamos al collado de la Horcada de Santa María, para seguir al circo de Fuente Prieta a 2040 metros de altura, a los pies de Peña Santa de Enol, donde dejamos las mochilas, que con los elementos para vivaquear pesan lo suyo.

Cruzamos una pedrera, otra más y hay que tener mucho cuidado si viene más gente debajo de no arrojar piedras. El camino se va empinando hasta dejarnos en la T. de Santa María a 2355 metros. A partir de este momento trepamos unos metros hacia nuestra izquierda hasta situarnos en la pared de subida, la ladeamos bordeándola y por un corredor con terrazas escalonadas y con algunas llambrías, nos situamos sin mayores dificultades en una horcada a pocos metros de la cima, giramos por ella hacia la izquierda para cambiar la cara de ascenso, en la parte final de la ascensión hay que realizar una corta trepada, no llega a grado III, pero un poco aérea.

Desde la cima, abajo el Jou Santo, enfrente Peña Santa de Castilla de 2596 metros, nuestro próximo objetivo, detrás La Cebolleda con sus 2436 metros, pero el mar de nubes que hay debajo de nosotros, al tiempo que es un espectáculo en si, nos impide ver la costa de Llanes hacia el Norte o el desfiladero del Cares.

Tardamos, en llegar a la cima, algo menos de cinco horas con un desnivel de 1400 metros en una ascensión de una dificultad media.

Las fotos de la actividad.