jueves, 28 de julio de 2011

Peña Santa de Castilla



Nuestra idea inicial era hacer un día Peña Santa de Enol, bajar a vivaquear a la zona del Jou Santo, al pie de Peña Santa de Castilla y, al día siguiente, salir a primerísima hora a subir Peña Santa de Castilla por la Canal Estrecha para evitarnos el peligro de que delante nuestra fueran más cordadas por el riesgo de caída de piedras.

Si, subimos en la mañana desde donde dejamos los coches, en PandeCarmen. hicimos Peña Santa de Enol, bajamos al Jou Santo, a la zona de vivac y, allí, viendo la hora, viendo el buen tiempo que teníamos por encima del mar de nubes y pensando en la previsión de tiempo, no muy buena, para el día siguiente, nos lo dijimos ¿ahora?, vale, vamos allá.

Puede que sea una de las montañas más apetecibles de nuestra península, una mezcla de corredores, espolones y aristas, sus zonas de escalada no son difíciles y si entretenidos. Su orientación norte hace que los días de gran calor sean más llevaderos.

Peña Santa de Castilla, con  2.596 metros de altitud, enclavado en el macizo occidental de los Picos de Europa ó Cornión, ya en la provincia de León, en la cordillera cantábrica, es el pico más alto de la zona occidental. La primera subida conocida la realizó el francés Paul Labrouche en agosto de 1892 y la hizo por la vía conocida como Los Llambriales, a la derecha de la que nosotros hicimos, la vía normal de la Canal Estrecha.

Nuestro itinerario, consistió en bajar de Peña Santa de Enol a la zona del Jou Santo, pero la parte de aproximación es muy común para los dos hasta llegar a la desviación hacia el Porru Bolu. Por ello la aproximación normal sería como sigue:
Desde el aparcamiento de lagos de Covadonga, o de Enol, nos dirigimos por la pista hacia el Pozo del Alemán (Roberto Frasinelli). Poco antes dejamos el coche en el aparcamiento de PandeCarmen,  en Vega Huerta a 1080 metros. La ascendente senda nos lleva a la majada de Vega la Piedra. Salimos a la izquierda de las cabañas de pastores hacia la vega de Canraso y la cruzamos para llegar a la majada de Rondiella.
Este camino, de suave subida, nos lleva hasta el collado de Gamonal y al nuevo refugio de Vegarredonda a 1410 metros, un poco más arriba queda el antiguo que aún se mantiene. El camino sube (en dirección Sur) hacia el Porru Bolu a través de la Llampa Cimera, antes de llegar al Porru Bolu un hito nos indica que podemos seguir a la derecha, hacia los refugios de Vega Huerta y de Vegabaño que es la que seguimos para hacer Peña Santa de Enol, o la que debe hacerse para venir directamente a Peña Santa de Castilla, que es hacia la izquierda

Llegamos, por tanto, a la vertiente noreste de la Cebolleda, subimos algunos metros por la ladera de Torres de los Argaos, bajamos algo para pasar un pequeño jou, continúa una pequeña collada y, por la media ladera de las Barrastriosas, donde, según la época, podemos encontrar un pequeño manantial junto al camino.

Llegamos al jou de los Asturianos, donde vemos ya la primera perspectiva de Peña Santa de Castilla, un corto descenso nos lleva por una senda que por el este rodea el jou y, así llegamos a la zona de vivacs del jou Santo, a 2.095 metros. Un poco debajo, con un distinto color rubio de las piedras, hay una fuente, algo cercana al fondo del jou, ya en la base de la peña Santa de Castilla. Aquí dejamos las mochilas, coincidiendo con la zona de bajada desde Peña Santa de Enol.

Continuamos por la senda que contornea la esquina noreste del jou y alcanza el contiguo collado del Jou Santu a 2.113 metros, donde no debemos despistarnos. Seguimos en dirección suroeste hacia la divisoria entre los dos jous, a 2160 metros y que nos lleva a la base del Peña Santa de Castilla.

Luego, ascendiendo hacia nuestra derecha, por un terreno muy quebrado, con pequeños descensos y ascensos, para alcanzar una primera terraza que pasa junto a una sima, con nieve aún.

Una pequeña trepada nos lleva directamente a las gradas que aparecen a nuestra izquierda para ganar una amplia terraza a 2.300 metros que nos lleva al inicio de lo que ya es  la Canal Estrecha, a nuestra izquierda, directamente hacia la pared.

El primer tramo que puede invitarnos a hacerlo por la canal es mejor iniciarlo por la panza que hay a su derecha, donde ya se ven, desde abajo las marcas amarillas.

Atravesamos en horizontal por una repisa de la que salimos hacia arriba  hasta una plataforma cómoda donde los cordinos marcan el paso a superar arriba a la derecha con un corto desplome de grado III. Un par de metros hacia nuestra derecha por una canal de piedra suelta, es un tramo fácil, que nos lleva a unos metros, ya de trepada, de grado II, hasta el pie de una chimenea, fácil, en la propia canal. Hay buenas manos en la pared de la izquierda II+, por ello el primer tramo es sencillo. Un poco más arriba se complica algo debido a un pequeño desplome de grado III+ que hay que superar.

Continuamos por el fondo de la canal pasando un tramo complejo en el que debemos seguir el fondo del principal canal hasta salir, en oblicuo, a la izquierda en el tramo final de la Canal Estrecha, que nos lleva a la Brecha Norte a 2.500 metros.

Atravesamos, sin ganar altura, por la vertiente contraria hasta llegar a la Brecha de la Canal Ancha, donde enfrente de la arista se presenta un muro importante y con buen patio.

Atravesamos su base hacia la derecha para llegar a una pequeña chimenea para elevarnos en su margen más meridional, puede ser un grado II+. Continuamos trepando para retomar la arista, que en el siguiente muro nos deja e un diedro por el que salimos a la derecha hacia la vertiente sur. Volvemos a entrar en la vertiente norte, en la zona de las Llambrias

Volvemos a un corto muro en el que hay una de las zonas clave, una llambria que debemos cruzar hacia la izquierda, grado III, algo aéreo, buscamos un tubo en forma de órgano que nos desciende en oblicuo hacia la izquierda, enseguida, en la misma dirección empezamos a ascender por llambrias de grado III hasta llegar a una terraza, a nuestra derecha veremos una canaleta de grado II, que llega hacia la zona cimera.
En la cima fotos en el vértice geodésico, ya tumbado.

Al subir hemos visto los equipamientos, están bien, para en la bajada hacer cuatro rápeles que nos la hacen más fácil y rápida, los intermedios entre cada rápel son de fácil destrepe.

Y, al llegar al vivac, son las siete y media de la tarde y..., bien ¿y porqué no nos bajamos ya?, pues ale, cerca de trece horas de darle entre las dos cimas del macizo de Peña Santa.