lunes, 12 de junio de 2017

La Peñota desde el Alto del León

Una de las subidas que no conocía de la Sierra de Guadarrama, pues hoy, a por ella, domingo, mucho calor, procuro llegar pronto al Alto del León, quiero terminar antes de las dos para evitar este tremendo calor, además no conozco la ruta y no he traído el GPS, un café y una tosta con tomate en el Asador del puerto el León y a empezar.

Empiezo en los 1511 metros de altura del Puerto, en el Km.56,7 de la carretera de La Coruña, justo enfrente se ve la senda de inicio, en el límite de las Comunidades de Madrid y Castilla-León, la altura a que llegaré será de 1945 metros, haciendo un desnivel total acumulado de 735 metros y una distancia de 13,4 Kms.

El camino, en pequeña subida y que, enseguida gira a la derecha y que me lleva a una puerta  metálica de la valla, la subida sigue entre pinos, todo el camino está perfectamente señalizado con las franjas rojas y blanca de GR y con numerosos hitos

Enseguida me toparé con los restos de un antiguo refugiete, ya en desuso y veré varios restos de bunkers de la Guerra Civil

Paso por el Cerro de Matalafuente y su torreta, bueno, algunas subidas y bajadas hasta llegar a la base de La Peñota, engaña, empieza una fácil trepada y te puedes creer que estás bordeando la cima, no, enseguida ves que sigue, que es la siguiente, ya todo en pedreras y fáciles trepadas hasta llegar a la base de la cima, tres o cuatro metros de trepada y ya estás arriba.

Muy buenas vistas, abajo Cercedilla, girando la vista hacia la derecha, El Escorial, Valle de los Caídos, Puerto de Los Leones, El Espinar.

Dos horas y media para venir y poco más de dos horas para volver.

Me ha gustado.










sábado, 3 de junio de 2017

Camino de Santiago francés a pie

Parte del Camino ya lo hice en bicicleta hace poco, vi cumplidos mis deseos en aquella ocasión y ahora toca volver, esta vez a pie.

De la PRIMERA ETAPA, desde Saint Jean de Pied de Port a Roncesvalles dicen que es una de las más duras, si, quizá, tiene 25,9 kms. un desnivel lineal positivo de 1265 metros que se convierten en 1500 por los repechos de subida y bajada, una bajada final a Roncesvalles de 480 metros  que, si no vas bien preparado te va a cargar los cuádriceps y las rodillas y, algo menos de siete horas, los problemas ... que te pilla en frío y que la noche a pasar en Saint Jean te recuerda lo mala, sucia  y cara que es la hostelería francesa

Hice el viaje en tren a Pamplona y desde Pamplona a Saint Jean en autobús, 23€  y dos horas.

A la llegada a Roncesvalles, una posada, un albergue y el Hotel Roncesvalles, caro para lo que da, no me acordé y recomiendo planificar unos minutos más de caminata y seguir hasta Burguete, a dos kilómetros por una fácil senda.

La SEGUNDA ETAPA, de 21,5 kms., la comencé en Roncesvalles, etapa que te hace descansar del día anterior, algunos repechitos suaves y cortos, y al final una bajada empinada hasta Zubiri, cinco horas y me empezó a llover, si no y si hubiese empezado en Burguete, hubiese seguido hasta Larrasoaña.

La TERCERA ETAPA, ya desde Zubiri, 20,4 Kms., me dejó en Pamplona, siempre una maravilla de ciudad, podría, merece la pena pasear por Pamplona, encantadora ciudad, no es larga, llegué a Pamplona antes de mediodía, comida y, en lugar de dar por finalizada la etapa aquí, ya, de buena tarde, me hice el agradable paseo, a través de la zona Universitaria hasta la bonita Cizur Menor (muy recomendable su albergue M.Roncal), otros 4,9 Kms.

La CUARTA ETAPA, 24 Kms con un desnivel hasta el Puerto del Perdón de 300 metros, mientras se pasa por Zariquiegui, bajada a Uterga y Muruzábal, aquí intenté ver la capilla templaria de Eunate, no llegué, me lié y seguí hacia Obanos y Puente la Reina, muy lleno y decidí no terminar la etapa aquí, seguí hasta Cirauqui, pasando por Mañeru.

Empecé la QUINTA ETAPA, por tanto , en Cirauqui la comencé hasta Los Arcos, un calor tremendo entre Villamayor de Monjardín y Los Arcos, 12 kms. sin nada, bueno sí, una fuente a escasos dos kilómetros de la salida de Villamayor de Monjardín un pequeño coche con un toldo que vende refrescos y frutas a la mitad del camino a Los Arcos, hay que hacerlos bien preparados por el calor.

Y l SEXTA ETAPA, desde Los Arcos hasta Logroño, desde Viana a Logroño, 10,6 Kms. sin nada. parar en Logroño es  innegociable, no sigo, me paro en Logroño, hay que disfrutar de ese paraíso de las tapas, comí y cené en base a tapas y no desayune con tapas, al salir al día siguiente porqué estaban cerrados los bares a las seis de la mañana, que si noooo ... Bien, hasta aquí todas las guías te dan SIETE etapas, he reducido una.

Para lo que es mi SÉPTIMA ETAPA, de Logroño a Nájera, 28,3 Kms barajé la idea de hacer etapas más largas de lo recomendado, pero el hecho de que los finales de etapa, en algunas opciones fuesen de cerca de los 12 Kms.,  a mediodía, me hizo desistir en parte, así que en esta ocasión hice lo previsto y terminé en Nájera, me encantó Navarrete y me gustó muchísimo el estar una tarde en Nájera, aunque me quedé con las ganas de hacer una escapada hasta el cercano monasterio de Valvanera, muy recomendable.

En esta mi OCTAVA ETAPA, fui desde Nájera a Grañón en lugar de Santo Domingo de la Calzada, bien es cierto que ya conocía Santo Domingo y que merece la pena, si no se conoce pararse una tarde a visitarlo, Grañón nada, y hago un inciso, algunos propietarios de servicios en el Camino deberían empezar a pensarse si están actuando de cara al futuro, cosas como intentan pegarte el palo en cualquier cosa (vi un caso en que en un supermercado querían cobrar a un inglés CINCO euros por una naranja), no admitir el pago con tarjeta de crédito, en casas rurales, en pensiones y otros hospedajes, menús denominados como "del peregrino", a 14€, no entregar ni un sólo recibo de lo que tienes que pagar por adelantado, en fin ...

NOVENA ETAPA desde Grañón a Villafranca de Montes de Oca. Hasta Belorado, etapa llana, pequeños pueblos con todo cerrado a primera hora, ninguna posibilidad de tomar algún café si el día anterior no te habías organizado algo. Merece la pena hacer un breve recorrido por Belorado, más o menos todo se ve en el paso por la ruta del Camino, salvo las ruinas del castillo, hay que salirse un poco y subir hasta ellas y, para ver la Plaza Mayor, también hay que salirse unos pocos metros del Camino, Tosantos, Villambistia y Espinosa del Camino, tres pueblecitos a pasar, hasta llegar a Villafranca de Montes de Oca, albergues, hotelitos y restaurantes.

La DÉCIMA ETAPA comienza con una tenaz subida desde Villafranca de Montes de Oca, una agradable área de descanso a pocos kilómetros llamada de Mojapán, hasta San Juan de Ortega es largo, casi doce kilómetros por una zona de bonitos bosques, siguiendo un amplio cortafuegos, la subida se acaba en el Puerto de La Pedraja, donde hay un Monumento a los Caídos, estos, por lo que se ve, del bando opuesto a los del Valle de los Caídos. En San Juan de Ortega, el bonito Monasterio y buena parada, bajo hasta Agés y sigo hasta Atapuerca, puedo seguir más, pero me apetece dedicar la tarde a conocer las excavaciones, he reservado entrar en un tour, muy cómodo, te vienen a buscar en autobús y te vuelven a traer, muy interesante.

La UNDÉCIMA ETAPA, desde Atapuerca hasta Burgos, poco de relevante, salvo indicar que, al llegar a Burgos, puedes acceder por la N120, la nacional de Logroño o por la zona industrial , bien hay indicaciones del camino para ambas y yo, me equivoqué y elegí la más fea, la de la zona industrial, donde se ve el desastre de la crisis, que cantidad de naves abandonadas y empresas cerradas, Burgos una maravilla, desde mediodía, todo el día, de visita por Burgos. Para dormir decidí ir a las afueras de Burgos, hacia la zona universitaria, así me quité algo más de un par de kilómetros para el día siguiente y, además, hay en la zona varios hotelitos asequibles y hostel, sin olvidar piscina y polideportivo universitario, bueno con este calor.

Fue la DUODÉCIMA ETAPA, la que recomiendan hacer desde Burgos hasta Hontanas, 31 kms, yo seguí hasta Castrojeriz, 9,3 kms. más, bueno ya había hecho la mitad del camino hasta Villalbilla, la salida de Burgos, bordeando el río Arlanzón. No se pasa por Villalbilla, queda a nuestra derecha y lejos, eso sí, en la indicación de Villalbilla hay una buena y agradecible fuente, el camino continúa feo, al lado de la autopista y de la carretera, hasta Tardajos, enseguida Rabé de las Calzadas, pequeño y bonito pueblo, Hornillos del Camino y, 10 kims. más para llegar a Hontanas, pueblo muy de albergues y hoteles del Camino, bueno, ya aquí me he acostumbrado a pedir precio de todo antes de pedir, demasiadas sorpresas, a la entrada de Hontanas una buena fuente al lado de la pequeña Ermita de Santa Brigida, ¿me paro aquí o sigo?, venga, un poco más, el Convento de San Antón, en ruinas, en medio de la carretera y, enseguida Castrojeriz, una buena piscina y una sensación de moribundez de este pueblo, poco espíritu, poca chispa, poco de todo ... Bueno, 37 kms. de etapa, no está nada mal.

Y si mi undécima ha sido larga, la DUODÉCIMA no se queda atrás, cerca de 46 kms. me he metido con este calor, nada aconsejable, por supuesto, pero en cada pueblo después de pasar Frómista, me he ido diciendo, ale, al siguiente que es corta la distancia.

DECIMOTERCERA ETAPA, desde Castrojeriz hasta Itero de la Vega, un páramo de cerca de 11 kms. con la subida a la planicie de Mostelares, 140 metros de ascensión, menos mal que lo hago amaneciendo, sino sería durillo. Itero de la Vega y, después, el canal del Pisuerga, Boadilla del Camino donde se cruza con el Camino Lebaniego y, enseguida, el espectacular Canal de Castilla, que ya me hice en bici en su día. Espectacular Frómista, merece la pena pararse allí a dar un paseo, a partir de aquí una sucesión de pueblos, Población de Campos, Revenga de Campos, Villarmentero y Villarcazar, para llegar a Carrión de los Condes, donde si decido quedarme

La DECIMOCUARTA ETAPA, desde Carrión de los Condes hasta Calzadilla de la Cueza, 17,2 kms. de la más absoluta nada, sol implacable, hay que hacerlo antes del mediodía en verano, nada salvo un pequeño chiringuito a pocos kilómetros de Carrión, el camino a la salida de Carrión, pegado a la carretera N120 y parte de la carretera en muchas ocasiones, poco después se convierte en los restos de la Vía Aquitania y, enseguida, en la Cañada Real Leonesa, así, atravesando pueblecitos Lédigos, Terradillos de los templarios, Moratinos, San Nicolás, hasta el límite con Palencia donde, una vez más junto a la carretera, se distingue ya Sahagún, a donde llego después de 39,5 kms de etapa, otra ciudad en total decadencia ¿envejecimiento?, ¿falta de ilusiones?, ¿acomodaticio? ...

Empiezo temprano la DECIMOQUINTA ETAPA desde Sahagún hasta Mansilla de las Mulas, 36,6 kilómetros de más paramo, dejando a nuestra derecha, al otro lado de la autopista Calzada del Coto y atravesando por Bercianos, el Burgo Ranero y Reliegos, entre medias la anécdota de rompérseme una de las zapatillas y tener que ponerme las chanclas para poder llegar, no hay zapatero para reparar en Mansilla de las Mulas, sólo una tienda de deportes con un surtido bastante limitado, en fin a apañarme con lo que hay.

DECIMOSEXTA ETAPA, desde Mansilla de las Mulas hasta Virgen del Camino, se podría hacer más en esta etapa, yo hice 30,1 kms., hasta León muy cerca de la carretera, pero merece la pena quedarse en León y darse una vuelta, así que fui hasta León, lo visité (Catedral, San Isidoro, Gaudí, San Marcos, etc.), comí en el Barrio Húmedo, dejé pasar un poco las horas de sol y salí hacia Virgen del Camino, por detrás de San Marcos, hasta Trobajo, en realidad un barrio de León y llegando a Virgen del Camino a través de una fea zona industrial, sitio que recuerdo hace años con restaurantes con unas excelentes marisquerías, hoy en día ya no.

DECIMOSÉPTIMA ETAPA desde Virgen del Camino hasta Astorga, 40,4 Kms. sol a placer, salgo a las seis de la mañana, fenomenal Hospital de Órbigo, fenomenal final de etapa sino me hubiese quedado en León, buenos albergues, bellísimo sitio en suma, el resto sol, sol y más sol, sobre todo los últimos ocho kilómetros. Astorga, una maravilla a visitar y bien.

La DECIMOOCTAVA ETAPA ya es una paliza en si  por el sol de mediodía y por el desnivel acumulado de más de 700 metros de subida, 36,1 kilómetros desde Astorga hasta llegar a El Acebo, al principio tres pueblecitos pequeños, típicos del Camino (Murias, Santa Catalina, El Ganso), hasta llegar a Rabanal del Camino, es sólo una calle, pero es una calle larga y totalmente dedicada al Camino, es una buena elección para hacer el final de etapa, después la subida hasta la Cruz del Ferro pasando por Foncebadón y bajando por algo que se llama Manjarín que no deja de ser más que unas ruinas abandonadas, el Acebo, otro típico pueblo del Camino, calle larga, con muchos y buenos albergues y hostales y a su salida un enorme y moderno albergue con piscina y un servicio que a mí no me gustó, me quedé, usé la piscina

DECIMONOVENA ETAPA, desde El Acebo, salí muy prontito, la primera parte, de 15,8 kilómetros hasta Ponferrada, en bajada, cometí el error de, al salir de Riego de Ambrós tomar la indicación del Camino que va por el interior, mucha vuelta, mejor seguir un rato por la carretera, Riego de Ambrós, bonito, turístico, pequeño, Molinaseca, una preciosidad y Ponferrada, obligatorio, sin duda la visita al Castillo y el barrio viejo a mediodía, parada a comer y a seguir ya, a partir de las cinco hasta Villafranca del Bierzo, 25,1 kilómetros, que me llevan a una etapa de 40,9 kilómetros en total, pasando por pueblos como Columbrianos, Fuentes Nuevas, Camponaraya y Cacabelos, el único con más servicios.

Etapa VIGÉSIMA, desde Villafranca hasta O'Cebreiro, que mal, lo peor del Camino, todos los sitios van a ver como te la juegan, mala comida, malos sitios para dormir, precios altos, la típica mentalidad de que, "bueno el que viene hoy es de paso", ya, pero luego lo decimos, te paras porque acabas de hacerte un desnivel positivo de más de 800 metros y llevas 30 kilómetros y los siguientes serán una bajada y otra subida, muy bonita la subida desde Vega de Valcarce y muy bonita la noche en Villafranca del Bierzo.

VIGÉSIMOPRIMERA ETAPA desde O'Cebreiro, de donde salgo pronto, al principio bajada, Liñares, Hospital, un cafetito y tiene, aunque lo vi desde fuera un aparente buen refugio, la subida a Poio y bajada hasta Samos, pasando por vatios pueblecitos, el único que tiene mejores servicios es Triacastela, en Samos el Monasterio es una preciosidad (365 ventanas), comí en la salida de Samos y continué hasta Sarria después de hacerme 37,4 kilómetros.

Aquí, en la VIGÉSIMOSEGUNDA ETAPA ya empezó el caos, coincidente con el puente de Agosto, mellares de caminantes (peregrinos pocos) buscando hacerse el Camino desde Sarria hasta Santiago y así conseguir la Compostelana, en fin. Yo seguí hasta Portomarín, 23,7 kilómetros, a su salida un cuestón,  largo y con desnivel, paciencia  hasta llegar a Eirexe, otros 15,2 kilómetros, pero me decidí después de un breve descanso y me tiré otros 7,5 kilómetros hasta Palas de Rei, en su entrada un buen sitio, habitación para mi solito, ya la necesitaba, buena cena y a dormir.

Salí pronto para hacer la VIGÉSIMOTERCERA ETAPA hasta PEDROUSO, 46,6 kilómetros, muy duros, mucha subida y bajada rompepiernas, sobre todo desde ARZÚA y muy cabreante que tengas que cruzar constantemente la carretera nacional por desviaciones absurdas para pasar por delante de un albergue, en lugar de que te lo señalicen. En Pedrouzo el caos, ni una habitación, ni una cama, afortunadamente encontré, en una llamada Pensión Maribel, una gran amabilidad y la solución al tema de la pernocta.


La última y VIGÉSIMOCUARTA ETAPA, desde Pedrouzo hasta Santiago, 20,9 kilómetros hasta la catedral, hasta arriba de gente, todos los sitios del Camino llenos y, la sorpresa final, al llegar a la Catedral, la cola para la compostelana de más de tres horas, sin tren para volver en varios días, sin autobuses, sin sitios donde dormir, un poco más de previsión no vendría mal, encontré unos jovenes de Requena, encantadores, me ofrecieron volver con ellos en su coche hasta Madrid, les estaré eternamente agradecido, pero no pude ir a dar el abrazo al Apóstol, mi principal objetivo de este viaje por la cola que había, en fin volveré un fin de semana simplemente para cumplir con ese propósito.

Mis conclusiones del Camino a pie,  pueblos medianamente grandes en franca decadencia, sobre todo en la zona desde Burgos hasta León, que viven pensando en que nadie invierte allí ¿y sus habitantes por qué no lo hacen ellos?, pueblos que malviven del Camino, un Camino que se está convirtiendo en una estafa de algunos comerciantes, raro que te den un ticket, en algunos casos ni aunque lo pidas, tremenda cantidad de sitios donde no admiten el pago con tarjetas, precios exorbitados en muchos puntos, 2017 en Burgos con menús del peregrino a 15 euros, la cena típica del peregrino en casi todos los sitios, pasta, pollo y flan o natillas, mínimo 9,50€. En el fondo subyace una mentalidad de que el que viene hoy no vendrá mañana y no piensan en que no va a venir, pero va a hablar a su vuelta y lo peor, sin duda, bajo mi opinión O'Cebreiro. Pero eso sí, después de la experiencia volveré a hacerlo, lo que significa el Camino, lo que ves en el Camino, las gentes que conoces y lo que sientes en el Camino compensa con creces esos otros sinsabores.