viernes, 29 de mayo de 2009

Posets por el Ángel Orús, mi primer tres mil


Fue la primera vez que ascendí un tres mil en Pirineos, es por ello que le tengo un cariño especial, después he vuelto a subirlo alguna vez y no, no es lo mismo, ya no me produce la misma sensación, es todo como ver una muy buena película, pero verla otra vez, ya sabes el final y mientras que otras ascensiones me piden volver a repetirlas, esta, una vez superada, ya no me lo pide mas ¿porqué?, no lo sé, ya que es cierto que es una montaña preciosa, pero esos son mis sentimientos.

Siempre desde Eriste, un precioso y tranquilo pueblo de 173 habitantes censados y con un casco urbano digno de ver, con el precioso embalse de Linsóles a su lado, con una altitud de 1118 metros, antes de Benasque, y tan poco antes, que a veces, a Benasque voy andando, cerca sí, pero de manera incomoda por la carretera hasta que descubrí hacerlo por Anciles.

El macizo del Postes está en el Norte de la provincia de Huesca, ubicado entre los valles de Estós, Chistau y Eriste, dentro del parque natural que lleva su nombre, es una montaña con una silueta trapezoidal que la hace fácilmente identificable.

La ascensión al Posets (o Tuca de Llardana) con sus 3375 metros de altura, el segundo pico más alto de Pirineos después del Aneto, supone una subida con un desnivel acumulado de 1300 metros desde el refugio y otros más de 1000 desde Eriste, de las dos veces que lo he ascendido la primera lo hice directamente desde Eriste y la segunda lo hice subiendo el primer día al refugio de Forcau (Angel Orús) y al día siguiente haciendo la ascensión y bajando después hasta Eriste. En cualquier caso, desde el refugio, situado a 2295 metros la ascensión puede llevarnos unas cuatro horas y otras tres de bajada y la distancia de Eriste al refugio puede ser de unas dos horas largas al subir y más de una hora y media al bajar hasta Eriste, aunque puede hacerse parte en coche, siempre y cuando que el aprecio que le tengamos a la suspensión y sus bajos no sea excesivo, hay también la opción de dejar el coche en Eriste y subir andando por una senda que sale de la parte Oeste del pueblo de Eriste, a 1118 metros, y que sube por la margen derecha del barranco hasta enlazar con la pista en el puente de Tramarios, a 1245 metros de altura.

En cualquier caso, la subida hasta el refugio, desde Eriste, sale al final del pueblo, en dirección a Benasque y tras pasar una inmediata central eléctrica, un cartel señala hacia la izquierda el desvío al Ángel Orús, a partir del aparcamiento se señala como PR-11, un camino que parte a la derecha del aparcamiento y que no tiene pérdida, está bien marcado y habitualmente bien transitado, en coche hasta los 1500 metros de altura de la pleta del Estallo, cerca de donde está la cascada de Espigantosa, son unos cinco kilómetros, los dos  primeros más o menos asfaltados y los siguientes de piedra suelta. Poco después de empezar a caminar se pasa junto a la cascada de la Espigantosa, a 1550 metros, obligatorio, si o si las fotos de rigor,  seguimos, para en media hora larga, llegar a los 1780 metros del puente del Presentet, para llegar después a los 2100 metros del altura del refugio Ángel Orús, en otra hora y cuarto.

El refugio Angel Orús tiene lo mejorcito del Pirineo, muy bien montado, muy cómodo, buenos baños y duchas, casi un lujo en montaña y lo peorcito, pocas veces han sido tan estrictos en los horarios de cena, que pienso debe ser así, pero siempre con un mínimo de flexibilidad, pero bueno.

Desde el refugio, comienza una senda en dirección NO que se eleva por pastizales y escarpes de granito, para en unos tres cuartos de hora dejarnos en un cartel de señalización, a 2350 metros de altura, y cuando se lleva una hora caminando por ella se atraviesa el torrente de Llardana, media hora más tarde, tras seguir ganando altura, llegamos a la desembocadura de la Canal Fonda, a 2630 metros de altura, cuyo abrupto corredor hemos de atravesar. Se ve claramente el sendero que asciende por las pendientes de rocas y los neveros.

Este tramo del recorrido también se conoce como Ruta Real. A su término, tras tres horas de marcha, encontramos la fantástica aguja del Diente de Llardana, a las dos horas y tres cuartos de salir del refugio, estamos a 3010 metros.

Seguiremos a nuestra derecha, al NE, por el sendero que, entre canchales, nos lleva a la cresta de la Espalda del Posets y de ahí, en un total de cuatro horas, llegar a los 3375 metros de la cumbre, que tal vez pueda considerarse el mejor mirador natural del Pirineo aragonés, dada su más que respetable altura y que en sus proximidades ninguna montaña llega a sus cotas, pero las cimas del Gran Bachimala, el Gourgs Blancs y el Perdiguero hacia el Norte o el Aneto y la Maladeta hacia el Este, son perfectamente visibles desde esta cima.

Es, en suma, una montaña en la que hay que tener cuidado con los neveros y los rápidos cambios de tiempo, en suma una montaña fácil, pero para montañeros y senderistas experimentados y bien equipados.