miércoles, 27 de agosto de 2014

Posets desde Viadós y vuelta por el GR-11.2 o la Ruta de los 3 refugios.

En el macizo de Posets Maladeta, uno de los picos más emblemáticos del Pirineo, el segundo en altura, sólo treinta metros menos que el Aneto, para mi es especial, fue mi primer tresmil cuando lo subí desde Eriste por el refugio Ángel Orús  hace ya unos pocos años, sus 3.375 metros de altura le sitúan como la segunda cima de la cordillera pirenaica.

Llegué anoche al refugio de Viadós, a 1760 metros de altura, los casi 11 kilómetros por la estrecha pista forestal, desde San Juan de Plan, después de Plan, en el valle de Chistau, hasta el refugio se hacen interminables, cerca de una hora, sobre todo cada vez que te encuentras con otro vehículo de frente y tienes que hacer maniobras para que pasemos los dos, pero bueno, en el refugio buena cena, buen desayuno y a buena hora, mal el dormir en el roncodromo de turno.

En principio iba a subir en solitario, pero en el refugio conocí a unas personas que harían la misma actividad y hemos subido juntos, comenzamos la caminata a laas 7:15 de la mañana. después del buen desayuno, con dirección a las granjas de Viados, el camino al puerto de Chistau o Gistain queda a nuestra izquierda y hacia nuestra derecha baja un sendero también indicado como GR-11, justo donde se encuentra un panel informativo que nos señala la dirección a Puen Ribereta. El sendero desciende un poco, hacia el río Cinqueta, el cual cruzamos por un buen puentecito que suele desaparecer en las riadas invernales, por ello, a principios de verano conviene informarse a ver si el puente sigue en pie. una subidita nada más cruzar el cauce para hacernos con una pista que se sigue hacia la izquierda, al contrario que el GR-11 hacia el refugio Ángel Orús que sale hacia la derecha, por donde bajaré al final de la actividad de hoy. avanza por la margen izquierda del río, dando un par de revueltas para ganar altura. Cuando se asoma a un claro la dejamos y alcanzamos en menos de tres cuartos de hora la pequeña cabaña del Clot o de La Basa, a 1905 metros de altura. Ascenderemos entre pinos y arbustos, la zona boscosa se termina, damos un pequeño rodeo por terreno herboso hacia la izquierda, por debajo de las paredes del pico de Espadas. El sendero entra en suave descenso hacia el barranco del Clot, llegamos a una torrentera a 2200 metros, y comenzamos a subir por una fuerte pendiente, bueno en realidad pendiente es desde que hemos cruzado el río Cinqueta, ascendemos una media de 350 metros por hora, un pequeño rellano y subimos por una pala algo inestable para llegar al cauce del Lit de Llardana, a unos 2600 metros, lo cruzamos, subimos entre dos cursos de agua hasta la base de un resalte, siguiendo los hitos, bastante evidentes y frecuentes en todo el camino y que nos ayudan a superar este tramo, quizá algo delicado.

Seguimos por una empinada ladera de piedras y graba, llegamos a los 2900 metros donde, a nuestra derecha vemos lo que queda del diminuto glaciar, llevamos algo menos de tres horas desde el refugio, el camino es fácil de seguir, hay bastantes hitos, estamos yendo hacia la parte, digamos izquierda, del Posets, a través de pedreras que, en realidad son los restos de la morrera del glaciar.

Llegamos al collado, buenas vistas hacia el Pico de Bardamina y Balls des Ibons, hacia nuestra derecha (Norte) la subida hacia la cresta, por una sinuosa senda atravesando unapedrera muy descompuesta y con peligrosa caída si resbalas, no es difícil pero hay que poner atención hasta alcanzar la Punta Note del Posets, a 3325 metros de altura, hemos tardado algo menos de cuatro horas en llegar aquí.

Una vez llegados a la Punta Norte comienza la verdadera cresta, recortada, no muy aérea, con bastante piedra muy inestable y descompuesta, a veces hay que usar las manos hasta llegar a los 3375 metros de la cima, hemos tardado cuatro horas y cuarto, abajo se indicaban cinco horas, pero es que no hemos hecho ninguna parada, cada cual a su ritmo.

Buen día, algo frío, buenas fotos en todas las vertientes.

La bajada puede hacerse por la misma ruta, con atención a no resbalarse después de la arista en el descenso al collado, piedrecitas muy descompuestas.

Yo prefiero bajar haciendo la circular para tomar el GR-11.2 que viene desde el Ángel Orús hacia el Viadós, tomo la fácil arista en la parte contraria de la cima, de por donde hemos subido, fácil bajada hasta mesetita enfrente del Diente de Llardana y bordeando lo poco que queda de la Canal Fonda, ahora partida en dos, una pequeña parte, casi un nevero arriba y otra parte abajo, más grande pero bastante agrietada, sólo piso nieve para cruzar la Canal Fonda, abajo y, a 2635 metros de altura, giro a la derecha por un sendero bien marcado que, en unos diez minutos me enlaza con el bien señalado GR-11.2 que sube desde el Refugio Ángel Orúis para llevarme hasta el refugio de Viadós.

Sigo por el bien marcado GR, a mi derecha dejo una espectacular cola de caballo que baja desde el Tucón Royo y llego al Ibón Llardaneta, lo bordeo por mi derecha para, nada más pasarlo empezar una, al principio suave y después bastante empinada, subida de más de 200 metros hasta la Collada de Eriste, o de Grist, o de Forqueta, tiene varios nombres y está a 2860 metros de altura, es una pedrera en zig-zags nada agradable, llevo ya cerca de 1900 metros de ascensión, hoy, entre unas cosas y otras, en el collado un viento tremendo y comienzo la bajada por una feísima pedrera, dejando a mi derecha el Tucón Royo.

Antes de entrar en la zona de bosques cercano a las bordas de Viadós, ya a 1900 metros de altura veo las indicaciones del Ibón de Millars a media hora y una hora más para llegar al Ibón de es Leners, son dos ibones que me gustaría conocer, pero la pedrera de la bajada me ha dejado ganas únicamente de llegar al refugio y tomar una buena cerveza, atravieso el bosque y así lo hago al llegar al refugio.

Cerca de diez horas en total hoy, 1930 metros de ascensión y otros tantos de bajada, la ascensión, en verano, está considerada como F+.

El tan comentado circuito de los tres refugios, Ángel Orús, Estós y Viadós, francamente me parece más un intento de inventarse un circuito nuevo en Pirineos que otra cosa.