miércoles, 18 de septiembre de 2013

Transpirenaica GR-11 grupo 2 etapa 6 de Pineta a Viadós


Una larga etapa que puede fraccionarse en dos, si se hace en una hay que salir prontito y con pocos descansos.
PRIMERA PARTE DE PINETA A PARZAN:
Comienza la etapa en la parte trasera de la ermita que, a 1280 metros, está justo delante del parador, pegada al final de la carretera que accede al mismo, veremos un indicador hacia La Larrri, si dormimos en el refugio de Pineta a 1240 metros de altura, son dos kilómetros por la carretera hasta la ermita.
La senda es bastante empinada, con algunos puntos en los que se ve aún los restos de una avalancha del año 97, pero muy evidente durante todo su trayecto, toda ella por un impresionante hayedo, hasta que casi al final atravesamos los restos de una puerta y, enseguida, nos unimos con la pista forestal que vendría desde la zona de esquí nórdico de Pineta, más o menos llevaremos unos tres cuartos de hora y estamos a una altura, por encima de los 1500 metros, seguimos por la pista forestal en zetas, veremos algunos caminos que las recortan y que nos hacen ganar camino, hasta llegar a la zona de los llanos de La Larri, algunos paneles informativos  nos permiten contemplar el macizo del Monte Perdido y la subida hacia el Balcón de Pineta que ya conocí en el Tour del Monte Perdido, de frente a nuestra marcha vemos los prados de los llanos de La Larri que terminan en la subida hacia la circular al lago de la Larri y el de La Munia.
Estamos un poco por encima de los 1600 metros, y a nuestra derecha, vemos una caseta-refugio, por delante de ella, de manera bastante dispersa, hay algún indicador de GR-11 para comenzar la subida, en esta primera parte hay que estar atentos y buscar la senda, algo confusa al principio, también al final del bosque, la senda se convierte en un desparrame de caminitos, hasta atravesar los restos de una verja ganadera, aquí también conviene no perder la senda y, en caso de dudas retroceder un poco hasta volver a retomarla.
Se acaba el bosque, estamos a unos 2090 metros de altura, en la zona de La Estiva, y la vista, de derecha a izquierda hacia el Balcón de Pineta, hacia el Cilindro de Marboré, hacia el glaciar de la Cara Norte del Perdido, hacia el pico de las Olas, hacia el Collado de Añisclo, por donde se baja hacia Pineta viniendo de Goriz, es impresionante, estamos en una verde pradera donde, a estas alturas, vemos bastantes vacas pastando tan tranquilas.
Una estrecha senda cruza estas praderas de La Estiva para llegar a algo que parece una pista forestal y que, en ligera subida, nos lleva a unas nuevas praderas de una fenomenal belleza, no hay nadie más, merece la pena pararse un rato y disfrutar de la soledad y del silencio de esta zona llamada la Plana Fonda, después la subida hacia los 2150 metros de altura del Collado de Pietramula, por la parte izquierda, al fondo, de estas praderas, donde llegamos en algo menos de tres horas desde la Ermita de salida.
La bajada hacia el río Real es pronunciada y rápida, llegamos a un puente sobre el río, que cruzamos para entrar en aparcamiento al que, con buenas condiciones de tiempo, se puede llegar con los 4x4, seguimos bajando por la margen izquierda del río Real, por la pista forestal, un camino largo y tedioso hacia Chisagües, pasando  por un antiguo caserío desde donde se divisa Peña Suelza, en la segunda parte de la actividad de hoy, seguimos por esta pista, antiguamente usada para acceder a las minas de Parzán, en Chisagües la pista se asfalta para hacer una bajada por ella que puede evitarse en algunos cortos tramos por caminos que la atraviesan, marcados como GR-11, pero algo complicados de detectar, de todas formas la bajada de Chisagües a la carretera de Bielsa a Francia lleva poco más de media hora, no merece la pena complicarse, unos metros antes de llegar a la carretera hay una indicación hacia nuestra izquierda para seguir el GR-11, donde también llega la ruta HRP francesa, no me mereció la pena, preferí más bajar hasta la carretera y llegar a la gasolinera a comprar agua y darnos una buena comida antes de continuar.
Cinco horas largas de actividad, lo más pesado quizá, la bajada desde Pietramula.
SEGUNDA PARTE, DE PARZÁN A VIADÓS:
Después de la buena comida, subimos algo menos de kilómetro y medio, en dirección a Francia, hasta llegar a la central eléctrica de Barrosa, a 1950 metros, donde hacia la derecha sale una desviación que, inmediatamente cruza el río Bielsa, para empezar a subir por una pista forestal, en no muy buen estado que, primero a través del bosque, hasta que llegamos a la zona de la central eléctrica de Urdiceto, aquí dejamos la pista durante unos momentos, para subir por el sendero que nos lleva hacia la misma central y que la sortea para volver a llevarnos a la pista forestal evitándonos un buen trecho, seguimos por la pista forestal en algunas ocasiones y en otras por senderos que la recortan, bien marcados como GR-11, llegamos a un punto en que unos indicadores nos indican las rutas francesas hacia el Puerto de Urdiceto, hacia la izquierda, y otro nos indica que sigamos hacia Viadós, hacia nuestra derecha, que es el correcto, nos metemos en unas zetas sobre una pedrera y, en pocos minutos, llegamos al  Paso de los Caballos o Collado de Urdiceto, a 2325 metros de altura, llevamos unas tres horas desde Parzán, aquí, hacia nuestra derecha, nos indica la cruz de que no es el sendero GR-11, pero si es la senda que, en un kilómetro, nos lleva al lago de Urdiceto, en la base de Punta Suelza, no lo hago ya que estoy intentando hacer dos etapas en una y debo aprovechar el tiempo.
Hacia mi izquierda veo una casa-vivac, hacia donde me dirijo, dejando más a mi izquierda el Pico Tres Bogas, al fondo las siluetas de los Eristes y del Posets, descendemos por el valle de Sallena, dejando a nuestra derecha el barranco que lleva su nombre, a 2180 metros llegamos a una planicie de hierba con una cabaña de pastores al fondo, de nuevo por el bosque y vemos unas fuentes que sacan un agua con color ferruginoso, un poco más abajo, a 2000 metros encontramos un puentecito de madera que nos pasa a la margen izquierda del río, tomamos en algún momento la pista forestal y llegamos a los 1850 metros del collado de las Collas en cuatro horas y media largas desde Parzán.
Hemos tomado una nueva y fea pista forestal que nos baja junto a las Bordas de Lizierte, a 1750 metros, hasta llegar al cruce que, a 1550 metros, se une con la pista forestal que sube desde Plan recorriendo todo el valle de Chistau, desde aquí, sin pérdida alguna comenzamos la subida hacia Viadós pasando por el albergue juvenil  de la Virgen Blanca, hasta llegar al camping del Forcallo, a 1585 metros de altura, aquí dejamos la pista forestal para irla recortando por la senda indicada como GR-11.
Llegamos así a Plan de Tabernés, a 1740 metros, a la izquierda, con una subidita de poco más de una decena de metros, nuestro objetivo de hoy, el refugio Viadós, otras cinco horas largas, cerca de once en total en el día de hoy, con poquitos descansos. cerca de 2500 metros de ascensión total, con cerca de 37 kilómetros de pateada.
Hoy estoy ya muy cansado.