sábado, 7 de septiembre de 2013

Ludwigshöhe


El Ludwigshöhe está situado en el macizo del Monte Rosa, con una altura de 4341 metros, se encuentra a lo largo de la frontera entre Italia y Suiza, es una ascensión sin grandes complicaciones, salvo en la corta y aérea arista final.

Esta montaña, normalmente suele ascenderse como una más, al hacer la Pirámide Vincent  de 4215 metros, o el Corno Nero de 4322 metros, tiene dos accesos, bien desde el Refugio Gnifetti, que es como yo la subí o desde el refugio del Monte Rosa, que es hacia donde yo bajé.
La ascensión al refugio Gnifetti se hace desde Italia, desde Alagna, normalmente usando el teleférico que parte desde la parte superior del pueblo y que nos llevará hasta Punta Indrén a 3260 metros de altura, para desde aquí seguir a pie, en unas seis horas, hasta el refugio, que fealdad de estación de esquí, que destrozo a dejado en la montaña.
El camino, al principio por una pedrera hasta la morrena del glaciar, que nos llevará hasta el refugio Citá di Mantova a 3498 metros, después seguimos hacia arriba, por la ladera de la morrena, hasta llegar a un bien visible cruce del glaciar Garstelet , hasta llegar a una ladera pedregosa, donde veremos una subida al refugio ayudados por cuerdas y escalones de hierro en la roca, a modo de vía ferrata.
Cena y, al día siguiente, partimos desde el refugio Gnifetti, en dirección NorEste, cruzando ya, el glaciar Ghiacciao del Lis Oriental, el refugio se encuentra entre los dos glaciares, pasamos por delante de la Pirámide de Vincent, dejándola a nuestra derecha, a nuestra izquierda dejamos el roquedal que compone el Balmenhorn o pico del Fraile, inconfundible con su refugio vivac y la imagen del Fraile arriba, hasta llegar a un collado plano con el Ludwig a nuestra derecha, la ascensión es directa hacia la cima, haciéndose  cada vez más, según se sube, aérea la arista que nos lleva a su cima.
Tuvimos la suerte de ascender en un día claro y las vistas hacia el Linskam, hacia el Monte Rosa, hacia el refugio Margarita, el más alto de Europa o, hacia el glaciar del Monte Rosa, son impresionantes.
La bajada la hicimos hacia el refugio Monte Rosa.