viernes, 8 de marzo de 2013

Mogote de los Suicidas


Un buen día de invierno, soleado al principio y nublado al final, quedamos en Canto Cochino y a las 9:30 empezamos a andar, por delante tres horas y media  de subida, puede hacerse en algo menos, y dos horas y media de bajada, ahora bien, si se baja por la misma ruta de subida, calculo que puede hacerse en unas dos horas, pero nosotros tardamos algo más, nos fuimos al Collado Ventana y por allí bajamos hacia la Autopista de La Pedriza, incluyendo una pérdida y nueva vuelta.
Por ello calculo, que con nieve algo más durilla el recorrido, con bajada por la misma subida, podría hacerse entre cuatro horas y media a cinco.
La longitud de ida es de cerca de siete kilómetros, la bajada, por el Collado Ventana a 1785 metros de altura, es  de algo más de los ocho kilómetros.
Bien, salimos de Canto Cochino, a 1025 metros de altura, cruzamos el puente sobre el Manzanares y hacia la izquierda, dejando a nuestra derecha las casas forestales, por la Autopista de La Pedriza (PR-M2, coincidente aquí con el GR-10), hasta llegar al puentecillo de madera, en el Prado Peluca, que cruza el arroyo de la Majadilla y que nos lleva delante del Refugio Giner.
Cruzamos el prado y tomamos el camino que pasa entre jaras y que, rápidamente, tomará dirección Noreste. Pasamos un corto pero empinadillo repecho para empalmar con otro principal que cruzará la ladera, cruzamos a mano izquierda, hacia el Norte para alcanzar el Tolmo, a 1258 metros de altura.
Dejamos la enorme piedra del Tolmo a nuestra izquierda y seguimos ascendiendo, otra vez hacia el Noreste ganando altura, ahora ya, por la vertiente derecha del arroyo de la Dehesilla que baja desde el cercano Collado de la Dehesilla, a 1453 metros.
Aquí veremos un roquedal a nuestra izquierda, hacia el que nos dirigimos, el camino debería estar marcado con hitos y con señales blancas y amarillas, no vemos ninguna, tapadas por la gran cantidad de nieve, hemos dejado a nuestra derecha el Tolmete de 1289 metros, atravesamos las zonas de Las Buitreras, unas trepadas dejando a nuestra derecha el Hueso después e acercarnos debajo de él para hacernos las fotos de rigor; el Laberinto queda también justo a nuestra derecha, bonitas trepaditas por la zona del Risco de San Vito, auténticas, estamos en La Pedriza.
Llegamos bajo la Bola de San Antonio, que dejamos a nuestra izquierda, subimos por el callejón hasta llegar a una zona algo cubierta de pinares, el camino se hace cada vez más ancho, y al fondo, la inconfundible silueta del risco del Mogote de los Suicidas o Cancho Rasgao.
Estamos en  la pradera de Navajuelos, a 1678 metros de altura, poco más de tres horas. A la derecha  la bola de los Navajuelos donde se podría girar a nuestra izquierda para tomar la famosa senda de los Forestales que nos llevaría al Collado Ventana directamente, no la hacemos así, seguimos, llegamos a la base del Mogote de los Suicidas y lo bordeamos por su izquierda, un descansito, un tentenpie justo debajo de la pared de Santillana y sus 1824 metros, y seguimos hacia el Collado Ventana para descender por la margen izquierda del Arroyo de la Ventana, arroyo que, abajo, cruzaremos para tomar la llamada Autopista de la Pedriza hasta Canto Cochino.
Curioso nombre el de este risco, ¿y por qué?, antes se conocía como Cancho Rasgao, así llamado por el enorme tajo que las lluvias, las nieves y el hielo han abierto en una de sus caras desde arriba hasta abajo
Bueno, corre una historia de escaladas y definiciones de los de abajo hacia los de arriba, acerca de su actividad, y por eso se le llamó el Mogote de los Suicidas