lunes, 27 de agosto de 2012

Argualas, Algas


Argualas, arista, Algas, arista, Algas norte, una actividad fantástica, sabía que Argualas tenía una trepada final que le daba a la ascensión una dificultad de media, es cierto, la dificultad no es alta, pero si el patio que hay a uno y otro lado, después el descenso de Argualas y la ida hacia Algas, primero por el borde de la arista, y finalmente por la arista, con unas trepadas, que no por ser más fáciles que las cimeras de Argualas, le quitan atractivo, y al final, la arista hasta Algas Norte, corta, no difícil, pero si aérea, hacen que la actividad sea de las que recuerdas.
Fuimos hasta el refugio de Casade Piedra en el balneario de Panticosa, a 1635 metros de altura, cena, dormir y desayuno a las 6:30 de la mañana, la actividad es larga y había que salir pronto.
Cruzamos la explanada que hay delante del refugio, en diagonal, hacia la derecha según sales del refugio, hasta alcanzar una especie de capillita, en realidad es la llamada la fuente de la Laguna, junto a la cascada de Argualas, allí empieza un bien marcado, empinado y sinuoso sendero, por donde empezamos la ascensión entre el bosque, hasta llegar, en algo menos de media hora, a la salida del mismo, a la llamada Majada Baja del Argualas, a 1860 metros, el sendero bifurca hacia el norte, volvemos a meternos en el bosque para salir enseguida, giramos hacia el oeste, con ascensión constante, hasta llegar a una zona donde la subida se empina bastante y que nos deja, en otros veinte minutos, en la Majada Alta del Argualas, varias bifurcaciones del camino hacia la derecha, pero nosotros seguimos siempre de frente, hacia la izquierda (oeste).
El camino sigue por una pesada pedrera de frente hacia el Collado del Garmo Negro, hay un momento en que sale otro camino a la derecha,  quizá menos marcado pero evidente, es mejor no tomarlo, es el camino que lleva al collado de Pondiellos, también hacia el collado del Garmo Negro, pero más pesado y largo, casi en este momento el sendero hace una amplia bifurcación hacia la izquierda para llevarnos a una pala bien marcada con hitos. Paco se adelantó mucho y se metió por la vía de Pondiellos y yo seguí por la normal, resultado, nos estuvimos esperando y buscando un buen rato, gajes.
A la canal normal se llega en una hora y cuarto, más o menos, se sube en zig-zags, y al terminar, giramos hacia nuestra derecha, viendo, de forma evidente el collado del Garmo Negro, la pedrera es pesadita, sobre todo en los tramos finales en que debemos echarnos hacia la derecha de la misma, tenemos un falso collado en donde, de frente vemos unas lagunillas producto del deshielo, a nuestra derecha una senda de acceso al Garmo Negro, y a nuestra izquierda, comienza la subida al Arguales, hemos llegado aquí en unas tres horas y cuarto, estamos a 2810 metros de altura.
Aquí hay dos opciones, seguir hasta el collado real del Garmo Negro y, girando a la izquierda, subir hasta Algas, o hacerlo como nosotros, giramos hacia la izquierda al pasar el falso collado del Garmo Negro y comenzamos la ascensión a Argualas, enseguida llegamos al collado de Argualas y, frente a nosotros, de derecha a izquierda, Algas Norte, Algas, y a la izquierda, Argualas, hay hitos que seguimos, hasta llegar a la base de la pedrera que cae de la arista Algas Argualas, si seguimos de frente llegaremos a Algas, pero la decisión es llegar hasta casi la pared, desviarnos hacia la izquierda y comenzar la ascensión a Argualas, poco a poco la senda nos incorpora a la pared de la arista, seguimos por ella, culminamos la arista, estamos a 25 metros de altura de la cima, y cruzamos al otro lado de la misma, ¡espectacular!, a uno y otro lado de la arista el patio es imponente, la dificultad no es alta pero si aérea, unos tramitos de sendita pateada y otros de trepada nos llevan, en un giro final hacia nuestra izquierda hasta la antecima ¿o la cima?, es igual, son una sucesión de tres alturas iguales, a las tres vamos, hemos tardado algo menos de cuatro horas, estamos a 3045 metros de altura.
Las vistas, únicas, a un lado Garmo Negro y detrás los Picos del Infierno y su Marmolada, más atrás Balaitus, a otro lado Vignemale y el macizo del Perdido, hacia atrás, la arista hacia Algas y detrás suyo el Midí d'Ossau, además un día espléndido.
La bajada sería por el mismo sitio, así lo hacemos, pero nos pegamos a la parte baja de la arista, seguimos por allí un trecho, y enseguida nos incorporamos a la misma ya cerca de Algas, con sus 3025 metros, hemos tardado cerca de tres cuartos de hora entre descender de Argualas (con precaución) y llegar a Algas, de nuevo fotos, seguimos por la arista hacia Algas Norte, diez metros menos de altura, donde llegamos en otros diez minutos, un patio impresionante desde la cima hacia el norte, pero unas vistas únicas hacia la arista que acabamos de hacer.
Bajamos por el borde de la arista que nos lleva hasta el verdadero collado del Garmo Negro y desde aquí, por el mismo camino que la subida, bajada de nuevo hasta Panticosa, bajada que se hace pesada, cerca de tres horas.
Que preciosidad de actividad, divertida.