martes, 14 de septiembre de 2010

Pico Cabrones


El grupo tenía previsto subir TorreCerredo en vez del Pico de Cabrones, pero tres de nosotros ya habíamos subido TorreCerredo y Oscar y yo no conocíamos el Pico de Cabrones de 2553 metros de altura, así que en la marcha desde el Refugio de Urriellu al de Cabrones nos dividimos en dos grupos.

El nombrecito se las trae, pero bueno he de resaltar que esta dado en recuerdo de un tipo de cabra que, hasta hace 80 años, más o menos, existía en la zona.

Esta ascensión al Pico de los Cabrones por la vía normal, la vía norte es más complicada si cabe, está catalogada con una dificultad de AD-. No es una ascensión excesivamente complicada, pero precisa de una especial atención en algunos pasos expuestos. La arista desde la brecha hasta la cumbre no es excesivamente difícil pero es muy aérea, su dificultad técnica es moderada, pero tiene un par de pasos donde hay que echar las manos para progresar. Lo que si tiene es unos enormes patios a ambos lados, muy peligrosos, por ello hay que prestar mucha atención, un fallo podría ser terrible y, sobre todo, con lluvia.

La aproximación a la base se hace desde el Refugio J.T.Lueje o refugio de Cabrones situado a unos 2100 metros de altura, nosotros lo hicimos desde el Refugio del Urriellu a 1950 metros de altura, pasando por Corona del Raso hasta llegar a la base de Torre Labrouche. Pero es igual, al final los dos caminos se unen en la zona del Jou del Cerredo, si la subida la hacemos desde el Refugio de Cabrones, al salir nada más bajar unos metros encontraremos una buena fuente donde rellenar las cantimploras. Al seguir, al fondo se ven el Pico y las Agujas de Cabrones, y por debajo de ellas un evidente collado que nos llevará al Jou Negro. Deberemos ascender por la canal que empieza al final del Jou de Cabrones por su parte sureste, que cruza en diagonal de izquierda a derecha hasta dejarnos en el collado del Jou Negro.

Si subimos desde el Urriellu, en la confluencia de las dos opciones nos encontraremos con el circo que forman TorreCerredo, Pico de Cabrones y la arista que los une, debajo, siempre nevado, el último glaciar de Picos de Europa, Jou Negro, unos metros antes de llegar a él, dejamos las mochilas. Seguimos, en descenso hasta el Jou Negro, a media ladera, por el lado del Pico de Cabrones en la morrena del glaciar.

El camino normal para ascender al Pico de los Cabrones empieza sobre la misma morrena del glaciar dejando el nevero a la izquierda. Un poco antes del final de la morrena empezaremos la trepada por una serie de llambrias, hacia nuestra derecha, fáciles pero con especial atención con las piedras sueltas que pueden desprender los primeros del grupo, conviene por ello, ir bien cerca unos de otros y con casco.

El final de esta zona de llambrias finaliza en una pared muy lisa por debajo de la brecha que es nuestro objetivo; para evitar esta pared tenemos que bordearla por debajo hacia la izquierda hasta ganar, andando normalmente, un pequeño hombro sin mayor dificultad desde el que se divisan perfectamente las Agujas de Cabrones.

Después se debe hacer una pequeña travesía hacia nuestra derecha que pasará por encima de la antes citada pared hasta encontrar una chimenea en la que debemos efectuar alguna corta trepada, de grado II, máximo, que nos conducirá directamente hasta la brecha.

El colladín que forma la brecha nos da unas imágenes espectaculares a ambos lados suyos, hacia el Jou Negro la Torre Labrouche y de frente Dobresengros que, la no muy grande brecha, la treparemos por nuestra derecha y al llegar arriba de ella empezaremos la arista que nos llevará a la cima. El camino hasta la cima, es evidente y visible, consiste en seguir la arista por los pasos mas evidentes, alguno inclusive hay que cabalgarlo. Detrás de nosotros siempre estará el TorreCerredo. El paso, quizá, más difícil está situado a poco de salir de la brecha, un pequeño paso vertical de unos cinco metros, poco expuesto y que se puede proteger, si es necesario, desde un puente de roca situado por encima de este. Después de este paso ganaremos un pequeño resalte hacia la izquierda desde donde veremos la cima, la arista se estrecha en un pequeño tramo después de este resalte. Después la arista ya no presenta mucha dificultad hasta llegar a la cima.

Allí nos complicamos, las nubes nos entraron casi de golpe, fotos de nosotros en la cima, poco a fotografiar de los alrededores a pesar de los que nos apatecía contemplar el Jou de Cabrones, los Cuetos del Trave o los Picos Dobresengros desde la cima, bueno, la montaña es así, bajada rápida y primero granizo en la arista al volver, en los destrepes, nieve, y casi abajo, lluvia y barro, todo ello sin contar con el viento en la arista al subir y al bajar.

En suma, a pesar del mal tiempo al final, para mi uno de las ascensiones más hermosos de Picos de Europa.

Y además, en el Refugio de Cabrones, que buena atención a pesar de ser más pequeño, comparado con la adusta atención que existe en el refugio de Urriellu.