lunes, 5 de enero de 2009

El Balaitus (Balaitous) por la Brecha Latour

Está situado junto al Valle de Tena en España y cerca del Val d´Azun en Francia, pico al que Henry Russell llegó a denominar como el Cervino de los Pirineos.

Se accede desde la población de Sallent de Gállego, pudiendo llegar en coche hasta el embalse de la Sarra, esta carretera se toma desde la misma entrada a Sallent de Gállego a su izquierda, a unos diez minutos encontraremos la cabecera del embalse donde puede dejarse el coche o bien seguir hasta un merendero unos minutos más adelante donde hay un mejor aparcamiento.

El Balaitus es un macizo granítico de los Pirineos, situado entre España y Francia, marca el comienzo desde el Oeste de los Altos Pirineos. El Balaitous con sus 3.144 metros de altura es el primer pico de los Pirineos que sobrepasa los 3.000 metros desde la costa atlántica.

Su nombre procede de las palabras francesas "bat" (valle) y "laytouse" (leche). Otra denominación es la de Mamure, que se ha traducido en abundante cartografía española como Pico de los Moros, nombre que no cuenta con tradición.

Hasta ahora, todas las veces que lo he ascendido, dos por la Brecha Latour y una más por la Gran Diagonal, siempre, el primer día subimos desde un merendero que hay pasando el embalse de La Sarra, a 1.440 metros al Refugio de Respomuso 2.200 metros con una distancia aproximada de 7,5 kilómetros, por un sendero marcado también con las franjas blanca y roja del GR-11, por la margen derecha del río Aguas Limpias, subida casi siempre por un espectacular hayedo al principio y luego una zona de pinar, en algo menos de 40 minutos llegué a los 1665 metros de altura donde sale una desviación hacia mi izquierda para subir al Pico Palas, poco más arriba, cerca de los 1800 metros de altura, otra desviación hacia la izquierda la salida de la senda que enlaza con el Ibón de Arriel, para hacer la subida por la Gran Diagonal.

.En los casos de la actividad por la Brecha Latour la llevé a cabo al día siguiente, subiendo desde los 2200 metros el refugio de Respomuso por el barranco de Aguas Limpias hasta la Brecha Latour y coronamos el Balaitous 3.144 metros con una distancia total de unos 3 kilómetros, bajamos al refugio de Respomuso  y después al aparcamiento de la Sarra.

Por lo que en total hicimos en los dos días una distancia aproximada de 21 Kms con un desnivel igual en subida y bajada de unos 1750 metros.

La dificultad técnica podría describirse como media con algunas trepadas de hasta grado III y III+ en la brecha Latour.

Hay que usar crampones y piolet en los tramos de nieve y en la ascensión por la brecha Latour cuerda, arnés, los típicos mosquetones y, para bajar, un reverso o similar como descendedor, las reuniones están equipadas, en la ascensión hay unas pequeñas zonas de clavijas y para descender hay que montar cinco rapeles.

En la segunda subida nos juntamos Félix, Ricardo y yo y decidimos la subida, pensando en hacer el primer día La Gran Facha y al siguiente (domingo) el Balaitus, basándonos en que, según las previsiones meteorológicas, el sábado llovería y el domingo aclararía y, para ello salimos desde Madrid el viernes, llegamos a comer en Sallent de Gállego y partimos después hasta la zona de La Sarra, allí preparamos las mochilas y bien cargaditos comenzamos la subida hasta el Respomuso, el recorrido es increíble, precioso, a veces pensamos que estábamos en el típico bosque de cuentos de gnomos, mucha agua, en algunos puntos las cascadas, de mas de 100 metros de altura, te salpican y en invierno es algo peligroso si se carga de nieve, en la zona del paso del Onso.

En el camino dejamos dos desvíos, ambos a nuestra izquierda, el primero, a 1660 metros de altura y a 40 minutos desde La Sarra, lleva al Pico Arriel de 2.825 metros y el siguiente nos presenta otra alternativa de subida al Balaitus que es por la Garganta de Arriel en principio y seguidamente pot la Gran Diagonal a través de los lagos de Arriel, esta vía es, quizá, algo más asequible a la cumbre, esta ascensión la hice más adelante.

Más o menos en un par de horas llegamos a la cabecera del embalse de Respomuso desde donde se divisa el refugio, es un circo increíble a uno y otro lado, a nuestra derecha el Circo de Piedrafita, al fondo, entre otros, el Gran Facha, a la izquierda La Frondella.

Y ya en el refugio, en dos horas y media desde La Sarra, la cena, la litera, un trato estupendo al principio, refugio limpio y moderno, daba gusto, pero ahora se ha degradado algo en servicios y en precios. Caso de que el refugio estuviese lleno, un poco más adelante, bordeando el embalse del Respomuso, en dirección a Campoplano, está el antiguo refugio, no muy grande, pero es un buen vivac.

Al día siguiente cuando me levanto, a las seis de la mañana, una hora antes de la que habíamos pensado, veo las estrellas y el cielo totalmente despejado e inmediatamente cambio de opinión, ¡¡Félix, Ricardo, arriba, nos vamos ahora al Balaitus y dejamos para mañana el Gran Facha!! y así lo hacemos, desayuno, preparación del material y a empezar el pateo.

Dejamos el refugio, partimos en dirección Norte, remontamos el barranco de Aguas Limpias, ganamos altura rápidamente, superamos algún neverillo y dejamos atrás el desvío que nos llevaría a Frondellas por la arista Bondidier, y al llegar arriba, ooooh, noticia, Ricardo se ha olvidado el agua, por supuesto decidimos que no bajamos otra vez y que nos repartimos la que llevamos entre Félix y yo a pesar del calorcito que hace.

Hemos empezado despacito en la subida a Aguas Limpias y eso nos permite ir tomando ritmo poco a poco e ir adelantando a algunos grupos que nos habían pasado en la subida inicial e inclusive a otros que salieron antes que nosotros. Y, poco a poco, el paisaje se vuelve espectacular, Infiernos, el Vignemale, etc..., así hasta llegar al pequeño glaciar, pero ojo glaciar al fin y al cabo, donde nos ponemos los crampones y tiramos de piolet y, enseguida y ya en el Nevero de la Torrecilla desde donde se puede acometer también la subida al Frondella Norte y/o a la Aguja Cadier, parece enfrente de nosotros la imponente Brecha Latour, para mí lo mas espectacular de la subida, más que la propia cumbre en sí, el tiempo, desde el refugio a la Brecha, dependiendo, por supuesto de las condiciones de nieve, está alrededor de las dos horas y media.

Como no hay mucha nieve, el primer tramo de la Brecha es el peor, hay un primer paso hasta la primera terraza a la que con nieve accedes sin problemas, pero sin nieve es algo más complicado, pero bueno accedimos con una pequeña trepadita volada hasta la base de la Brecha, aquí hay que usar casco sí o sí, te caen piedrecitas de todos los tamaños constantemente; nos encordamos y para arriba, abro vía, detrás Ricardo y cerrando la cordada Félix, la primera parte, como ya digo es la más traicionera por lo inconsistente del terreno y después tiene algunas clavijas que nos ayudan algo, pero enseguida, no por la dificultad en sí, sino por precaución por los dos de atrás, pongo algún friend en algún paso entre cada una de las reuniones.

La famosa Brecha Latour  es lo que marca esta ruta, pasos de grado III y III+, consiste en un pequeño corredor, al que le sigue una trepada con clavijas en su principio, para manos y pies, si hay mucha nieve, en realidad es como una cuesta que se debe abandonar, hacia nuestra derecha, nada más ver las clavijas.

Cuando hay bastante nieve existe la opción de llegar hasta el collado por el corredor, y al final, remontar la cresta hacia el Este.

Eso sí, siempre, por las caídas de piedra es imprescindible el casco.

En la cima de la Brecha superamos a un grupo de aragoneses que habían subido delante de nosotros y después y hasta la cima del Balaitus una pala algo pesada pero sin mayores dificultadas aunque, con peligrosas caídas y, algún que otro recuerdo en forma de retrato de alguien que sufrió un accidente en la subida.

Y, como siempre en las cumbres de los tresmiles de los Pirineos unas vistas únicas, entre ellas el Midí d´Ossau, además tuvimos la suerte de que el magnífico tiempo nos continuó todo el día. Tres horas y media de ascensión, incluyendo alguna parada a desayunar y las típicas de quita ropa, pon ropa, quita arnés, pon arnés, etc..., los tiempos, no obstante, son muy aleatorios, depende de la cantidad de gente que nos podamos encontrar en la zona de la Brecha Latour.

En la cumbre, mientras reponemos fuerzas comiendo algo, nos volvemos a ver con los aragoneses que sólo llevan una cuerda y nos proponen que si nos ayudamos con las dos cuerdas para bajar mas rápido y no tener que montar un rapel después de otro cada uno de los dos grupos y, bien, así lo hicimos, pero el problema es que una vez preparado el primer rapel nos enteramos de que alguno de ellos no había rapelado nunca, jod... que valor tienen, bueno, sin problemas, se prepararon para rapelar y con la otra cuerda les hice un seguro adicional a través de un dinámico para que fueran bajando, y esto sí que nos retrasó, pero bueno llegamos abajo y al final del rapel, ya en el glaciar nos encontramos con dos vascos que pretendían subir sin cuerdas, sin crampones, sin ..., menos mal, lo entendieron y se dieron la vuelta, sobre todo al ver como uno de los maños, en la bajada por el glaciar se escurrió y se dio un buen susto.

Bueno nos quitamos crampones y comenzamos a bajar, buen calor y vaya, pues se nos ha terminado el agua a todos, Ricardo dice que se adelanta a coger agua en un arroyuelo, Félix dice que no hace falta el GPS, resultado, perdemos a Ricardo que creemos está delante, al final no fue así, venía justo detrás de nosotros, y cuando ya convenzo a Félix de que encienda el GPS vemos que nos hemos desviado como unos doscientos metros, los cuales tenemos que bajar por una pedrera tremenda.

El descenso, por lo demás, es rápido, simplemente deshaciendo el camino andado, los tiempos aquí, son también muy diferentes dependiendo de la gente que nos encontremos, por delante, en la zona de rápel..

Y, al final en el refugio, sediento como nunca, ¿cuántas cervezas bebí? no lo sé, muchas, pero, a pesar de todo mereció la pena, una de las montañas mas bonita del Pirineo y, al día siguiente del Gran Facha, nada de nada, a Ricardo se le rompió una bota en el final del descenso del Balaitous, ya en el barranco de Aguas Limpias.

Ver mas fotos de esta ascensión.

Las fotos de la ascensión por la Gran Diagonal.